viernes, 4 de octubre de 2013

Los pensamientos que florecen, porque sientes, amas, pero a veces no te dejas querer...................

Siendo cuidador, a lo largo de esta andadura, dejas fluir tus pensamientos, se aglutinan las emociones y se forma un océano de sentimientos.

La palabra QUERER es de gran magnitud, esta compuesta de lo más grande, de lo más humano, lo más delicado......

La persona enferma atraviesa etapas muy difíciles para el cuidador y el propio enfermo, no se llega a comprender el porque de las reacciones, expresiones, y un sin fin de síntomas que se van trenzando en el interior de alguien que tu quieres enormemente, pero te da la impresión de que es un desconocido, alguien recién llegado y has de aprender como tratarlo, sin que todo ello influya en tu vida, no te desequilibre, no te descentre, no se apodere de ti.

Todos tenemos una fuerza interior muy fuerte cuando hacemos algo por AMOR, y sin lugar a ninguna duda se refleja en nuestro día a día.

Todos los que sois cuidadores sabeis de todo esto, y por eso es muy fácil entendernos entre nosotros.


" Aquí en el atardecer,
cuando el sol brillo y yo supe querer,
cuando el viento hablaba en la sonrisa del ayer,
en tu silencio había ruido,
en tu ruido un gran querer,
abraza, quiere, ama,
todo esta en ti y lo sabrás hacer,
el llanto es risa,
y la risa amanecer,
cuando todo se ilumina,
apareces y todo es resplandecer,
el llanto ya no existe,
y la risa tiene mucho por hacer. "

Alzheimer, te harás mi amigo


Alzheimer tienes tú,
larga andadura habremos de recorrer,

Alzheimer te harás mi amigo,
sin pensar y sin querer,
todos unidos te venceremos,
somos muchos y lo sabemos,

Alzheimer, ¿ qué era eso ? diremos,
pero nunca te olvidaremos.



Dedicado a todas las personas que conviven con el Alzheimer, entre las que me encuentro.