miércoles, 25 de marzo de 2015

Mañana lluviosa al marchar..................

Mañana lluviosa al despertar,
desperezando el contorno corporal,
susurrando las noticias del día que acontecerán,
el sueño profundo es difícil de despertar,
todo preparado,
todo realizado,
estimulando el paladar,
sabores afrutados que te deleitaran,
disfrutando del alimento que te beneficiara,
continúan susurrando las noticias del día que acontecerán,
mañana lluviosa, casi torrencial,
cubriendo tu cuerpo con un impermeable que te protegerá,
descendemos como siempre para llegar al lugar,
nos espera quien viene  a tu encuentro para ayudar..................

Tu ausencia en su presencia...................

Llegada correcta,
llegada puntual,
se abre la puerta,
y tu cuerpo a veces no viene igual,
tu figura se desequilibra,
cuatro manos han de ayudarte para poder descansar,
compañeros de viaje sonríen al saludar,
tu mano te ofrecen y su calor sin igual,
acompañando siempre y sin dudar,
cruzamos la calle,
entramos por el portal,
atravesamos la rampa y el ascensor nos hace esperar,
se abre la puerta y aparece alguien que te conoce de donde provienen tus raíces,
ha venido a visitar a sus hijos y nietos,
te saluda,
te llama por tu nombre familiar,
por el que todos los vecinos y conocidos te decían,
pero tu no reconoces,
respondes con voces elevadas,
con la autentica realidad de tu ausencia en su presencia,
bueno,.......así es esta enfermedad,
roba los recuerdos, los rostros de tu historia,
de las gentes que te vieron y te miran al pasar.............